4 may. 2010

Schumacher: el caballero de la triste figura.


La F1 ha llegado a España, tierra de Cervantes, en donde Don Quijote de la Mancha, a bordo de Rocinante o Rocín, vivió sus aventuras. En esta gran obra literaria, Sancho Panza llamó a Don Quijote "el caballero de la triste figura", principalmente por su apariencia desgarbada, sin dientes, fea, solitaria, delirante; pero esto no solamente se enfoca en lo externo, si no que va mas allá, (en lo interno); y a partir de esto me atrevo a comparar a Schumacher con Don Quijote, y expongo aquí la razón:

- Don Quijote soñaba con aquellas épocas de la caballería, donde apuestos caballeros peleaban por defender el honor, la patria y para conquistar a una doncella. Schumacher vivió una época de grandes victorias, rompió muchos récords, ganó 7 veces los títulos mundiales, fue el piloto más laureado del mundo...

- Don Quijote, ya viejo, acabado, llevado por esas ansias de querer continuar con las historias que leía en sus libros, se propuso la misión de ser un caballero, lo cual para la sociedad era ridículo, era un viejo feo, desgarbado, loco, todo lo contrario al prototipo de caballero. Schumacher, también, por esas ansias de volver a sentir la emoción de pilotar un F1 decidió volver, sabiendo que tal vez no era la mejor decisión, para muchos fue una ridiculez, para otros una osadía, para otros un orgullo... pero tal cual en "Don Quijote", parece que para ser un "caballero de la F1" se necesita ser joven, tener condiciones; su mercedes se ha convertido en un Rocinante que parece no poder más con la presión, y su figura, sí su figura, ante los ojos de la prensa, los fans, se está observando desgastada y acabada, sin poder dar más, a muchos les da pena, a otros decepción... en fin lo estamos viendo convertirse en una triste figura que deambula por el paddock y se arrastra por las pistas, provocando lástima.

En mi opinión personal yo quiero pensar, que los problemas que ha tenido son consecuencia del auto, aunque por otra parte, Rosberg (este sí que sería un apuesto caballero jeje) lo está haciendo mejor, con las mismas armas. No lo juzguemos completamente todavía y esperemos que al igual que la obra "el ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha" que refleja una sátira o burla de los libros de caballería, Schumacher demuestre que no sólo los más jóvenes tienen la capacidad de adaptarse rápidamente a las normas cambiantes de la F1, y rompa con esos prototipos o "estereotipos" que actualmente se imponen.

5 comentarios:

  1. Es pronto aún para juzgarle pero esa "triste figura de la entrada, me hace mucha gracia jaja, le van a cambiar el caballo, besos silf1

    ResponderEliminar
  2. Buena comparación, ¡pardiez!.
    Me quedo con uno de los pasajes más hermosos del Quijote, cuando libera la cadena de presos ("forzados" contra su voluntad) y luego es apedreado por ellos: él pensaba estar haciendo una buena obra y no es hasta que recibe las pedradas de sus liberados que cae en la cuenta de lo que había hecho y que niega en el capítulo siguiente.

    ResponderEliminar
  3. Pienso que los dos tanto él como Rosberg tienen el mismo coche y rosberg está segundo si no me equivoco, para mi Schumacher se ha equivocado en regresar, hay algunos pilotos muy fuertes y él se ha quedado atrás, su tiempo ya pasó. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Opino que es cierto que no deberia haber vuelto. Pero tambien que me sorprenderia gratamente que ocnsiguiera algunas buenas carreras. Tampoco es justo, con lo grande que ha sido, que ahora tenga que hacer el ridiculo.

    ResponderEliminar
  5. todos tienen razón es pronto para juzgarle. pero no se.. será el auto? son dudas que quedan al aire, esperemos que con las mejoras vuelva a ser el mismo de antes (ganando, no por otras cositas que por sabidas se callan y por calladas se olvidan, ustedes me entienden XD).

    ResponderEliminar

Si te gustaría hacerte notar sería de mi agrado, así que gracias por tu comentario