30 abr. 2012

¿Por culpa de quién?


Las desgracias son esas que pocas veces suceden al azar, o vienen solas, las desgracias son esas que de un segundo a otro cambian la vida... para bien o para mal y el automovilismo no ha estado exenta de ellas, es más, es uno de los deportes que más las ha padecido, ya que jugarse la vida a 300 o más kms/h no es fácil. 

En la F1, y otros deportes de motor han habido muchos accidentes fatales, pero uno de los más recordados es el de la muerte de Ayrton Senna, el tricampeón de Fórmula 1 y uno de los más grandes pilotos que han habido, es más, si no hubiera sucedido esto hasta más títulos tuviera en su haber; pero este accidente fatal no fue el único, y en el llamado fin de semana negro de la fórmula 1 (del 30/04 al 01/05 de 1994) también murió Roland Ratzenberger, "un ex mecánico pobre y semidesconocido que había aterrizado en la Fórmula 1 detrás de un sueño de fama que alguna vez tuvo Senna",  como cita la  revista el gráfico en un artículo del 3 de Mayo de 1994. 

Dos tragedias una tras otra, y que pudieron haber sido tres, ya que Rubens Barrichello también sufrió un accidente en la curva variante Bassa, de ese gran premio de San Marino el día viernes, sólo que él tuvo mejor suerte y chocó contra el muro de neumáticos. Ahora digo yo, ¿no era algo ya como de mal presagio que desde el viernes hubieran habido estos accidentes? podemos pasar lo de Barrichello, no pasó nada, y sólo resultó herido, pero luego el sábado el accidente fatal de Ratzenberger fue como mucho, era para suspender al otro día la carrera, y hasta esa clasificación, claro está no fueron muertes instantáneas o eso fue lo que dijeron, pero igual. Por respeto, esa carrera del domingo 1 de Mayo no se debió haber realizado y al menos hubieran sido menos los afectados, y estaríamos contando otra historia. 

Claro, que va a saber uno lo que va a pasar, pero dos situaciones como las de Rubens (que Gracias a Dios no fue grave) y la de Roland dejan mucho que pensar, es más a Senna Sid Watkins trató de persuadirlo de que no corriera y le dijo: "¿Qué más necesitas hacer? Has sido campeón mundial tres veces, eres obviamente el piloto más rápido. Déjalo y vamos a pescar". Pero como esos hombres de antes, eran de temple, retirarse podría significar miedo, y verse como alguien débil, así que Senna dijo: "Sid, hay ciertas cosas sobre las que no tenemos control. No puedo retirarme, tengo que seguir". Y luego lo que pasó ya lo conocemos. 

Supuestamente Senna murió horas después de que sucediera el accidente, ya estando en el hospital, pero la autopsia reveló que prácticamente el había muerto instantáneamente luego del accidente,  motivo por el cual esa carrera se debió haber suspendido, no ganadores, no nada. Que no se hizo celebración en el podio ni nada, igual, el hecho de que haya habido un accidentado grave, mecánicos heridos y un muerto los dos días anteriores eran suficientes motivos para no hacer nada, pero bendito problema de los hombres de creer que todo lo tienen controlado, y ese lema aunque aquí no se aplica mucho de: Aunque la naturaleza se oponga lucharemos contra ella, hacen las cosas así hayan consecuencias. 

Al principio dije que las desgracias cambian la vida para bien o para mal, en este caso, al menos después de eso se mejoró considerablemente la seguridad en todos los circuitos y en cada elemento que se utiliza en la F1, después de esas tragedias por lo menos en la F1 no han habido más, lo mismo no se puede decir en todo el motorsports con las tragedias recientes de motociclistas, y corredores de otras categorías de autos pero esperemos que la seguridad aumente al 100%. 

Un fin de semana trágico, cierto, de ¿Quién fue la culpa? cosas que pasan pero que se pudieron haber prevenido, un hombre en lo alto de la gloria, un gran apellido, y otro de aquellos que pasan desapercibidos pero que también están buscando esa gloria que tienen los de arriba, a uno le hicieron un gran funeral en su país de origen, al otro, al menos Max Mosley asistió, como lo dijo una vez en una conferencia: "Fui a su funeral porque todos fueron al de Senna. Pensé que era importante que alguien fuera al suyo". Dos historias que esperemos más nunca se repitan. 

4 comentarios:

  1. Estimada Sil,
    La verdad es que ese fue el último trágico fin de semana de la F1. A partir de él, las cosas cambiaron para mejorar mucho la seguridad de los pilotos y espectadores, pero ahora hemos llegado a un punto en el que la sola presencia de un poquito de agua hace que salga el SC, o nos roben una salida desde cero, incluso nos hurten parte del número de vueltas. Los tiempos cambiaron.

    Saludos y nos leemos

    ResponderEliminar
  2. Hola Silf1:
    Esperemos que nunca tengamos que lamentar otro fin de semana como ese.Despues de 18 años,aun me acuerdo como si fuera hoy,sentado en el sofa viendo la tragedia.

    ResponderEliminar
  3. ¿Aumento de seguridad? estas de coña ¿no?... esa visión de aumento de seguridad, economía,ecología,
    es lo que está jodiendo el motorsport, esto es como en el circo romano, el que baja a la arena sabe a lo que se expone, Senna era muy bueno, pero también era muy temperamental, cualidad la cual no es recomendable en estas lides.
    Los mejores pilotos, haciendo vueltas, o tiempos impresionantes, siempre actuan friamente, con temple, y una buena dosis de autocontrol, aun a costa de los resultados y el Orgullo.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto que si el accidente de Senna hubiese ocurrido en este año o dos años atras,no creo que se hubiese muerto nadie.

    ResponderEliminar

Si te gustaría hacerte notar sería de mi agrado, así que gracias por tu comentario