27 abr. 2012

El cuento del Ferrari y las evoluciones


Esta es la historia de un Ferrari que siempre pregonaba (para todas las carreras) que iban a traer evoluciones o que su auto para esa temporada iba a ser el mejor de todos. Resulta que llegaba el día del lanzamiento y todas las personas expectantes iban a ver cómo sería ese gran Ferrari del que tanto habían hablado, si sería revolucionario. Llega ese día esperado y a simple vista no se ve nada diferente, pero las personas prefieren esperarse hasta que empiece la temporada: no se debe juzgar un libro por su portada. 

Y empezó la temporada y el Ferrari no era lo esperado, sus jefes dicen que cometieron errores, que vendrán cosas mejores, y así en cada carrera, termina el campeonato y nada de nada. 

Al siguiente año, la gente vuelve a estar expectante, esta vez el Ferrari sí será revolucionario y podrá luchar por el campeonato y estará arriba. Unos son cautelosos, otros dicen que sí lo lograrán, pero el hecho es que ya no muchos les creen, y no se confían. Vuelve a empezar una temporada y el Ferrari es presentado: - no se ve tan mal, se han arriesgado, comentan algunos. - Yo no creo nada, hasta que no esté en pista no se sabrá, dicen otros. Vamos a darle un voto de confianza, replican por allá. Y llegó Australia y el Ferrari no fue lo que (algunos) pensaban, la gente se siente muy decepcionada, y ya no les creen nada de nada. 

Algunos  le echan la culpa a los pilotos, y éstos a su vez no saben qué hacer, uno da lo que más puede en pista, y para pasar la frustración de no poder sobrepasar ni a un Lotus, y no amargarse, decide divertirse y hacerse cualquier tipo de redes sociales, vale, para estar pensando en un Ferrari que no tira, mejor entretenerse. El otro, le cae la negra, y es el que la ha pasado peor, el carro que no ayuda y él que no está en su mejor momento. 

Los jefes desesperados hacen reuniones por aquí y por allá, discuten, despiden personal, y vuelven a replicar: PARA BARCELONA (EUROPA) tendremos mejoras que esta vez si darán resultados. Pero ya casi nadie les cree; son muy pocos los que les tienen una confianza verdadera, van 3 años diciendo lo mismo y cuando uno se emociona viene lo peor. No se sabe que estará pasando, las cosas son por temporadas, épocas, pero si hay una cosa, no hablen sino van a poder cumplir, cuando se está en silencio es mejor, claro, un equipo tan importante jamás pasará desapercibido y es muy difícil que los aficionados no pregunten. Veremos si para Barcelona las "evoluciones" son verdaderas, si dan resultados y veamos de nuevo a ese ferrari competitivo, o será de nuevo el mismo cuento de siempre, del que tal vez tendremos que escuchar hasta que cambien las reglas, por ahí en 2014. 

4 comentarios:

  1. En teoría están cambiando los métodos de trabajo, la "itanialización" no les ha ido nada bien y Pat Fry está indicando el camino a seguir para solucionar esto.

    ¿Una excusa más? Puede ser...confío en que el Ferrari mejorará en Barcelona al 99%, pero ¿lo hará más que Red Bull o McLaren? 1 segundo es un mundo para remontar...o dan con la(s) pieza(s) mágicas que te lo hagan ganar, cosa harto difícil pero no imposible, o sí, puede que recorten, pero no lo suficiente. Recordemos que son al menos 4 escuderías las que tienen por delante....

    ResponderEliminar
  2. El cuento es muy exacto, espero que den un salto hacia adelante ya, si es que Luca debe presionar a la FIA ya que no es la aerodinámica el único apartado de los coches y debe hacer valer la posición de quien quiere que la F1 sea evolución total, el túner de viento debe funcionar ya que parece que es mejor irse a zona de aire que a él para analizar piezas, Ferrari no debe sufrir con Sauber, besos!

    ResponderEliminar
  3. El tema de las mejoras es relativo. Pueden perfectamente decir que llevan 3 o 4 décimas de mejora y ser cierto, salvo que las interpretaciones son erróneas, en especial por culpa de la prensa, empeñada en hablar únicamente del equipo de Alonso, sobre todo en España. Y como sólo se habla de Alonso, se acaba ignorando que el resto de equipos aportan novedades a sus respectivos monoplazas, de ahí que luego vengan los disgustos y las lamentaciones de los 'aficionados', y lo pongo entre comillas porque los hay que si Alonso sale noveno ya no ven la carrera. Eso por un lado.

    Otro de los aspectos por los que la gente está disgustada con Ferrari es por el simple hecho de que su piloto favorito no gana carreras. ¿Cuantos pensaron que Alonso y Ferrari equivalía a título inmediato? Muchos, muchísimos, solo unos pocos, me incluyo, pensamos en que no iba a ser fácil y que no ganaría desde el primer minuto, que llevaría bastante tiempo triunfar. Muchos se pensaron que se repetiría la época gloriosa de Schumacher, Brawn y Todt, cuando sólo fue una etapa excepcional después de años y años de fracasos continuos. Ni Prost pudo ganar el mundial y se fue del equipo por la puerta de atrás. Se olvida que fue un equipo mediocre durante los 80 y principios de los 90 en los que ganar una sóla carrera era todo un éxito. Ahora vuelve a repetirse, vuelve a ser un equipo dirigido por italianos para italianos, quienes en aerodinámica no destacan y que tratan de jugar a ser ingleses.

    Los métodos de trabajo se están cambiando, pero eso lleva tiempo, las cosas no cambian de la noche a la mañana, es imposible recuperar un segundo en una semana, pero si se hace poco a poco es más fácil, con el inconveniente de que se llegará tarde, pero se puede llegar.

    Lo anterior no es un motivo ni para defender ni para justificar a Ferrari, creo que es ver una parte de la realidad. Y no me olvido de que en el equipo tienen mucha tendencia a hablar de más, con Domenicali y Di Montezemolo a la cabeza. Ahí está uno de los verdaderos problemas del equipo, a mayores del F2012, esa necesidad de estar en los medios constantemente, hablando de mejoras o coches revolucionarios. Y esto último lo acaba recogiendo la prensa para vender que el Ferrari mejorará mucho en la próxima carrera, que saldrá desde la pole y ganarán el campeonato, de forma que se acaba engañando a los aficionados. Por motivos como estos echo en falta los tiempos en los que Ferrari era, para la prensa española, el equipo de Satanás, me gustaba cuando eran los malos de la película.

    Resumiendo un poco, las mejoras son relativas y no absolutas, que trabajan para mejorar hay que creerlo, pero no hay que creerse nada de lo que dicen, ni ellos ni la prensa. Lo único que deben hacer es trabajar, trabajar y trabajar.

    Como ya dije en mi post sobre el F2012, no hay que emocionarse ni creerse nada de lo que dice la caverna mediática alonsera, después llegan los disgustos.

    Saludos

    pd. perdón por la parrafada :)

    ResponderEliminar
  4. El Ferrari revolucionario, esta como una revolucion en un pais que conozco jajajaja. Saludos Sil.

    Serena

    ResponderEliminar

Si te gustaría hacerte notar sería de mi agrado, así que gracias por tu comentario