22 ene. 2012

La FIA se lava las manos... como Poncio Pilatos.


En estos días salió la noticia de que la FIA prohibía el sistema que había implementado Renault del control de altura, y que supuestamente Ferrari también estaba poniendo en práctica; lo curioso del asunto es que cuando Lotus Renault sacó a la luz que estaban desarrollando esto, la FIA había dado el visto bueno y lo había declarado legal, y hasta otros equipos ya estaban pensando en ponerlo, sin embargo Red Bull dijo que no estaban apresurados en copiarlo, y he allí uno de los principales sospechosos del cambio de opinión de la FIA. Pero veamos mejor en un artículo de @IvanF1 titulado: F1 motivos de la FIA para prohibir el control de altura  qué es lo que ha conllevado a eliminar este, el cual parecía muy curioso y hubiera sido interesante verlo en acción: 

Poco a poco se van conociendo las motivaciones que han llevado a la FIA a dar carpetazo definitivamente a los sistemas de control de altura de forma repentina el pasado viernes por la tarde-noche.

Cuando Stefano Domenicali se pronunció, como informamos puntualmente en boxGP durante el Wrooom 2012, sobre el sistema de control de altura admitió que: "Es un sistema del que conozco que ha habido algunos documentos por escrito entre la FIA y los equipos", pocos podían imaginarse que en esos documentos se podían solicitar aclaraciones muy precisas y alguna acusación de ciertas prácticas por parte de algún equipo, que fueran a terminar por hacer insostenible la posición de la propia Federación obligando a esta a prohibir, incluso aquello que previamente había dado por bueno.
Desde el viernes pasado se han cruzado las especulaciones acerca de qué equipo sería el que ha 'forzado' a la FIA a cambiar de criterio y dar marcha atrás.

Muchos de los rumores apuntaban a Red Bull Racing como consecuencia de las declaraciones que aparecían en diferentes medios de Christian Horner, donde anunciaba que su equipo no tenía prisa por copiar el sistema.

Otros rumores apuntaban al equipo Ferrari, que desde años le da vueltas a este sistema al igual que otras escuderías, que como reconoció el propio Domenicali había pedido una aclaración a la FIA sobre su propio sistema.

Lo cierto es que la Federación se ha visto desbordada al producirse una escalada de precisiones, solicitudes y presiones, llegando a una situación donde debía autorizar cada sistema individualmente según el diseño y casuística de cada equipo, lo que ha terminado por hacer que el delegado técnico tomará ladrástica solución de 'cortar por lo sano' y prohibir cualquier interpretación del dispositivo.

La FIA se ampara en varios artículos para vetar el sistema de control de altura, conocido también por su término inglés: Reactive ride-height system. En principio los artículos del reglamento técnico que motivan la decisión serían el 3.15, 10.2.1 y de forma especial el 10.2.3 que especifica claramente que: "No se puede hacer ninguna regulación en el sistema de suspensiones mientras el automóvil está en movimiento".

Al amparo de estos criterios la FIA se quita de encima, con su propio y característico estilo, un problema que, debido a la especial casuística y complejidad de la F1, podría haber generado ulteriores polémicas y supicacias una vez iniciado el mundial de F1 2012.

Así que se dice que este asunto es algo así como cuando la FIA prohibió el "mass-damper" de Alonso, sin embargo, veo lógico lo que dice Ivan de que la FIA en cierta forma se está "lavando las manos" para que después no digan que ha beneficiado a alguien, yo no quiero pensar mal, pero si vemos que Red Bull empieza de nuevo imbatible, ellos parece que no les convenía este sistema, aunque no dudo de que Adrian Newey ya tuviera algo en mente, parecido o distinto, siempre al límite del reglamento, y apuesto a que la FIA allí si no dice nada, por algo dicen: Piensa mal y acertarás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gustaría hacerte notar sería de mi agrado, así que gracias por tu comentario